HIDROLATO DE LAVANDA BUEN AMIGO

El hidrolato de lavanda ha sido todo un descubrimiento para nosotras en este último año. Para los que no sepáis qué es un hidrolato, se trata del agua floral resultante del proceso de destilación por vapor del aceite esencial de una planta, en este caso la lavanda. El hidrolato posee las mismas propiedades de un aceite esencial pero mucho menos concentradas con lo que su uso es mucho más sencillo y seguro que el de un aceite esencial puro.

El hidrolato de lavanda Buen Amigo de Queen Country nos sorprendió por su alta calidad  y por el hecho de que esté especialmente pensado para usarlo en los animales. Difiere del hidrolato utilizado en humanos en la concentración del mismo, en este caso es más suave. Se trata de un producto 100% natural fabricado en Olite (Navarra).buen-amigo-hidrolato-lavanda-uso-veterinario2

Las propiedades de la lavanda son múltiples y bien conocidas. Aporta calma y contribuye a conseguir un estado de relajación mayor en el animal. Muy efectiva en perros reactivos, irritables y nerviosos. Pero además a nivel dérmico es un auténtico tesoro, es cicatrizante, calmante y antiinflamatorio. Además ahuyenta las pulgas y mosquitos entre otros parásitos.

Teniendo en cuenta todo esto, durante el último año hemos ido poco a poco experimentando y descubriendo cada vez más y más aplicaciones tratando de aprovechar todas sus propiedades  y siempre con muy buenos resultados. Comenzamos a utilizarlo en la peluquería donde ya se ha convertido en uno de los productos de uso habitual. Calma la piel y suaviza el pelo dejando un suave aroma a lavanda nada invasivo para el perro (al contrario que colonias y perfumes que pueden resultar agresivos para su olfato). En los casos de pieles sensibles y con problemas dérmicos siempre aplicamos el hidrolato después del baño. Y en trabajos de peluquería como el stripping donde la piel puede resultar irritada un masaje con el agua de lavanda le  ayuda a recuperar la calma rápidamente.

Enseguida empezamos a usarla en animales que presentaban un exceso de picor en la piel, especialmente en primavera cuando empiezan con dermatitis leves y caspas. Aplicarles el spray les calma enseguida haciendo que el animal deje de rascarse. Además en pocos días signos como irritaciones, rojeces, inflamaciones y caspa mejoran notablemente llegando en muchos casos a desaparecer.

También lo hemos utilizado como repelente de insectos. Aplicado sobre el animal repele las pulgas (no las mata) y hemos de decir que para que los mosquitos nos dejen de picar a nosotras también ha resultado eficaz.

El último uso que hemos descubierto de este hidrolato ha sido en el desarrollo de nuestras sesiones de zoopharmacognosis (terapia basada en el uso de aceites esenciales, aceites vegetales, aguas florales y remedios secos). En este ámbito ya hemos comprobado en varias ocasiones que el propio animal seleccionaba este hidrolato para ingerirlo de forma voluntaria. Se  trataba de perros nerviosos y con problemas de piel. La mejoría en el animal fue notable.

Seguiremos investigando las propiedades de este sencillo y eficaz producto del que estoy segura aún nos quedan cosas por descubrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *