¿Qué hago con su pelo?

Cuando nuestro compañero tiene el pelo largo, perro o gato, el cuidado de su higiene se vuelve si cabe más importante y laboriosa. A los ya habituales y obligados cuidados se añade la labor de mantener el manto en perfectas condiciones, y esto, no nos engañemos, no siempre es fácil.

No es lo mismo tener un caniche, un gato persa,  un perro de aguas, un yorkshire , un samoyedo…. Unos permiten un corte de pelo determinado, a otros no se les puede cortar el pelo bajo ningún concepto. Unos tienen varias capas y tipos de pelo diferentes, otros no. Unos sueltan pelo, otros no. Unos requieren un cepillado intensivo diario, otros no. Poco a poco iremos hablando de las características específicas de cada uno pero para orientarnos un poco vamos a explicaros lo que conocemos como el manual de supervivencia básico cuando tienes un animal de pelo semi-largo o largo.

  1. Lo primero y más importante es informarnos sobre el tipo de cuidados que requiere nuestro animal en concreto. Debemos preguntar a especialistas en la raza y buenos peluqueros que nos guíen en qué cuidados debemos darles.fur-care-429245
  2. Hacernos con las herramientas No todos los cepillos ni peines valen para todo. Debemos saber qué utilizar en cada caso. Los materiales deben ser de buena calidad. Un mal cepillo puede romper el pelo y dañar la piel del animal.
  3. Aprender cómo debemos manejar el animal y el pelo. Muchos de vosotros cepilláis todos los días al animal, pero nadie os ha enseñado cómo hacerlo. Esto conlleva que por mucho que os esmeréis, al no aplicar la técnica adecuada el pelo no queda bien cepillado, se producen los nudos y en algunos casos llega al punto de tener que rasurar al animal porque ya no queda otra solución lo que comprensiblemente lleva a la frustración.
  4. Acostumbrar al animal y acostumbraros vosotros a la rutina del cuidado del pelo. Si lo hacéis bien y de una manera progresiva puede llegar a ser un momento deseado por los dos que refuerce el vínculo entre ambos.
  5. Encontrar un buen peluquero de confianza que os oriente y realize las labores que vosotros no podéis realizar en casa.

El cuidado del pelo va más allá de la estética. Además de conseguir un precioso aspecto de nuestro compañero, mantendremos una buena higiene, controlaremos muy bien la presencia de parásitos como pulgas o garrapatas, dog-1134492mantendremos la piel en un estado saludable pudiendo evitar irritaciones o eccemas y mantendremos la piel bien protegida.

Que el pelo de nuestro compañero esté en buenas condiciones requiere invertir tiempo y dedicación. Si no vamos a poder hacerlo mejor tener animales de pelo corto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *