Abandono

Desgraciadamente en nuestra comunidad (aunque no es exclusivo de ella) tenemos un gran problema.Cada año en Euskadi se abandonan unos 8.000 perros, gatos y demás mascotas.

Aunque pensemos que vivimos en una sociedad muy avanzada, una sociedad con grandes tecnologías… en lo que respecta a nuestra relación con los animales no hemos avanzado demasiado. Como decía Gandhi: “La grandeza de una nación y su progreso moral pueden medirse por el trato que reciben sus animales”. Y nosotros suspendemos. Aún arrastramos la creencia de que el ser humano es muy superior a los animales, y éstos están sólo para darles uso. Es decir, el animal como objeto.

Ecat-1258945n nuestra sociedad urbanita muchas veces hemos oído razonamientos a la hora de decidir tener un animal como estos: “es que me gustan los perros”, “mira qué perro más bonito”, “para que el niño lo cuide”, “quiero un perro pequeño y de pelo largo que son muy monos”, “un gato para achucharlo”, “tiene que ser un cachorro, y de determinada raza” (que la sociedad ha puesto de moda).  Y no te digo nada en elegir determinadas razas según el perfil de la persona (Yorky o bichón para una persona mayor, un bulldog francés para una pareja joven, un pastor vasco o border collie para un aficionado al deporte, etc….). Criterios como el estilo de vida, le coste de tiempo y económico, el esfuerzo por aprender a comunicarte con él y educarlo, etc…. Suelen quedar en segundo plano en el mejor de los casos.

Utilizar estos criterios nos lleva a tomar decisiones incorrectas. Las razones por las que decidimos tener un perro no son las adecuadas. La elección del ejemplar que vamos a llevarnos a casa en muchos casos es nefasta, y claro la gran mayoría de las veces lo que mal empieza, mal acaba. Si bien es cierto que mucha gente hace todo lo posible por enmendar sus errores y con la ayuda adecuada algunos consiguen arreglar el desastre, nos encontramos con un gran porcentaje de gente que toma la decisión de deshacerse del animal. Motivos muchos: problemas de comportamiento, la llegada de un bebé a casa, el gasto económico que supone el perro (especialmente si está enfermo), etc.

Conozco varios casos de primera mano. Una familia que se compró un bichón maltés, y como al año no habían conseguido enseñarle a hacer sus necesidades en la calle lo llevaron al veterinario y lo sacrificaron. O el caso de una señora cuyo perro desarrolló un bulto en un costado. El veterinario le recomendó hacer pruebas para saber si era un simple bulto de grasa o algo más. Automáticamente, ante la perspectiva de que pudiera ser algo más y eso fuera a llevar un coste económico sacrificó al animal. En estos casos optaron por la solución más drástica y definitiva. Pero hay gente que toma otro tipo de decisión: el abandono.

Las protectoras, perreras y asociaciones están llenos de tristes casos en los que al final, el que ha pagado el pato es el animal. Hembras que por haberse quedado preñadas abandonan a su suerte, perros de caza que por no estar en su plenitud física (por edad o por algún tipo de lesión o enfermedad) ya no sirven y los dejan a su suerte, gatos que han destrozado el sofá y abandonan en la calle creyendo que podrá sobrevivir, perros que fueron un precioso cachorro en un escaparate pero que una vez en casa no eran lo que ellos esperaban y molesta………

Todo esto ha provocado que tantos y tantos animales sean cruelmente abandonados cada año. Muchos acaban atropellados o mueren de hambre o enfermos. Y otros son rescatados por asociaciones y protectoras.

Hoy en día las protectoras y asociaciones están más que saturadas. Las protectoras, en nuestro caso la Protectora de plantas y animales de Guipúzcoa, es una empresa que tras llegar a acuerdos con ayuntamientos recibe subvención y debe encargarse de la recogida de todos esos animales, y  facilitarles todo tipo de cuidados hasta que sean dados en adopción. Pero no es suficiente.caged-278910

Además de ésta, existen múltiples asociaciones creadas por ciudadanos particulares, que dedican todo su tiempo libre y esfuerzo a recoger animales abandonados, financiar en muchos casos los tratamientos veterinarios que requiera el animal, darle un hogar de acogida en su propia casa y buscarles una familia de adopción. El esfuerzo que realizan estas personas es realmente digno de admiración. El problema es que están más que saturados. Tienen demasiados animales y pocos recursos. Algunas de estas asociaciones cuentan con donativos de otros particulares con los que poco a poco van tirando, pero algunas no cuentan ni con eso. Utilizan sus propios recursos personales, y claro, esto tiene un límite.

Muchas veces deben largas facturas a veterinarios. Muchas asociaciones tienen que utilizar sus propias casas como hogar de acogida, algunos llegan a tener más de 5 animales viviendo con ellos, mientras intentan encontrarles un hogar, y sufriendo porque no pueden meter un sexto o un séptimo. ¿Y qué hacemos nosotros ante esta situación? Seguimos empeorando el asunto, seguimos comprando a nuestros compañeros, seguimos fomentando el negocio de la cría legal, la ilegal y la particular (también ilegal). ¿Cuantos de vosotros que compráis un perro en una tienda o por internet sabéis realmente de dónde viene ese animal? ¿En qué condiciones ha sido criado? Tenemos miles de animales sin hogar, y nosotros seguimos generando demanda de cachorros… ¿Por qué?

Existen varios mitos que debemos desterrar. ¿Por qué nos cerramos en banda ante la posibilidad de adoptar un perro adulto? Seguimos pensando que si es adulto no va a aprender. ¿¿¿Cómo voy a adoptar un perro mestizo pudiendo tener uno de raza????

Pues señores:

1.- Desgraciadamente hay muchos cachorros abandonados que necesitan un hogar.

2.- Cada vez hay más perros de raza y con pedigrí abandonados.

3.- Un perro adulto en muchos casos es más adecuado para una familia. Y noticia: un perro adulto también puede aprender, ser educado y adaptarse.

4.- Un perro mestizo tiene la misma categoría que uno de “marca”. Os aseguro que os va a dar el mismo cariño. En muchos casos son tan bonitos o más. Y generalmente un perro mestizo es más resistente, más inteligente y tiene menos problemas de salud que uno con pedegree.

dog-1168123Hagámonos responsables de nuestros errores. Estamos provocando un gran sufrimiento a nuestros animales por nuestra falta de madurez. Dejemos de “fabricar” mascotas de consumo, y adoptemos un animal. Dejemos esta dinámica de consumir algo joven, algo bonito, algo fácil… un animal no es un coche. Es un ser vivo, un ser que siente dolor, angustia, tristeza, miedo… Es alguien que nos quiere independientemente de nuestra edad y nuestro aspecto y no entiende que de repente lo desterremos de la familia……

Y ante la pregunta de qué hacer para solucionar todo esto, pues es sencillo: Infórmate.

Acércate a una de tantas asociaciones que se dedican a recoger a todos estos animales no deseados y busca sinceramente cómo puedes ayudar: facilitando información a otras personas, dando un donativo, siendo casa de acogida o adoptando. Cambiarlo está en tu mano.

2 comentarios sobre “Abandono

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *